REGRESAR

Transformando datos en proteína: la gran posibilidad de disminuir sus ineficiencias productivas

18 / 06 / 2019

¿Cómo alcanzar retos de eficiencia productiva de alta exigencia actual en la industria avícola de producción de huevo?

Estas son las estrategias, desde la tecnología y la nutrición, que usted puede implementar para lograr eficiencias como: mayor número de semanas productivas, mayor viabilidad, mayor número de huevos/ ave alojada, y mayor cantidad en kilos de huevo por ave a 90 semanas de vida.

Por: Equipo Técnico

En la Industria Avícola de producción de huevo tenemos grandes retos de eficiencia productiva, influenciadas en gran parte por el aumento en la demanda mundial de proteína, la exigencia en su calidad e inocuidad, y la optimización del uso de los recursos naturales. Estas a su vez deben ser congruentes con estándares productivos como: un mayor número de semanas productivas, una mayor viabilidad, un mayor número de huevos/ ave alojada y una mayor cantidad en kilos de huevo por ave a 90 semanas de vida.

Desde el punto de vista nutricional, es importante considerar que el desarrollo óptimo del ave, el balance óptimo de nutrientes e ingredientes, y su incidencia en el cumplimiento de los requerimientos, pueden no estar del todo correlacionados ya que hemos visto un aumento de la mortalidad de aves con bajo peso, de huevos sucios, frágiles y quebrados luego de la semana 60 de vida, como se evidencia en la información productiva de Colombia entre 2017 y 2018.

Entonces cómo logramos cumplir con los retos productivos de la producción del huevo hoy, si consideramos que la nutrición, aunque tiene gran responsabilidad, no es la única variable que incide en la eficiencia productiva.

La propuesta: visión holística de la nutrición

En una industria que se especializa cada vez más, la visualización integral del negocio se presenta con una gran alternativa, visualización que nos ayuda a encontrar las oportunidades a través de la integración de herramientas tecnológicas y nutricionales, entre ellas: el big data, el internet de los animales© y la sensórica, que integrados a la nutrición especializada y a la salud del animal, se convierten en aliados, para lograr resultados diferentes y superiores.

Transformando datos en proteína

El uso de la sensórica, de la visualización integrada de los datos en tiempo real, permite al nutricionista mirar de una manera más profunda y holística la situación real de las aves. Por ejemplo: la información detallada de la sensación térmica de las aves a través del día, o de la semana, nos da idea de los ajustes en el requerimiento de energía metabolizable y en general de cómo tendría que variar una dieta en las diferentes etapas críticas, para impactar considerablemente los resultados y la rentabilidad.

Disminución de número de huevos rotos: Un caso de éxito

Hace algunos meses, el equipo técnico de una granja avícola, acude a nosotros por primera vez, exponiendo un aumento de número de huevos rotos, que en promedio era un 1.34%.

Como se acostumbra, lo primero que buscamos fueron las carencias nutricionales y ajustamos la dieta en proteína y calcio, aumentando los costos, sin encontrar mejora alguna. Buscamos entonces una siguiente alternativa, e implementamos las tecnologías de Internet de los Animales, con un sistema sensórico.

Al revisar el informe sensórico, especialmente en el tiempo donde comienza a presentarse el problema, notamos que la temperatura de la noche incrementaba hasta a 35°C centígrados, sin motivo aparente. Al visitar la granja, para corroborar la información, encontramos que la rutina en el uso de las cortinas de ventilación había cambiado por motivos personales de uno de los operarios. Al final, el aumento de la temperatura causaba en el ave jadeo y junto con este, un desbalance, que termina en un deterioro en el proceso de formación de la cáscara.

Una vez corregimos el manejo de la ventilación y la cortina, la cantidad de huevos rotos disminuyó hasta llegar a situarse en un 0.28%. En este lote de 30 mil aves, al 90% de producción, esto equivale a ahorrar $ 2.150.000 cada mes, lo que en un año representa un ahorro de $ 25.800.000 al año.

Datos para la toma de decisiones nutricionales

Además de esta variable, la integración del internet de los animales©, con las decisiones nutricionales, nos permite cruzar otro tipo de información productiva como el consumo y, determinar cómo es la variación del mismo en una semana, correlacionarlo con el fotoperíodo, los cambios de luxes, la temperatura, la humedad, el flujo del agua, el pH y así encontrar causas que permitan explicar porqué se dan las variaciones en los consumos durante las semanas, y con este, los llamados “serruchos” en la curva de producción, las mortalidades y el aumento de aves más bajas de peso.

Más importante aún, esto nos va a permitir enfocarnos en las palancas que más nos mueven la rentabilidad y de esta manera encontrar el óptimo económico.

Implementar entonces el uso de estas herramientas además, implica poder evaluar con mayor precisión el desempeño de nuestros ajustes en formulación, y usarse como fuente informativa para saber qué recomendar, cómo diseñar un plan nutricional para cada tipo de cliente, para cada una de sus granjas, y para cada explotación.

Adicional al análisis y correlación de la data, hoy tenemos acceso a la sensórica, en tiempo real, que tiene la posibilidad de enviar alarmas, en momentos críticos como cuando hay un aumento irregular de la temperatura, la ausencia de flujo de agua, un pH muy elevado (básico) o muy bajo (ácido), que puede afectar el consumo del agua. Esto no es más que llevar nuestra producción a otro nivel, es usar la tecnología para más productividad.

La sensórica entonces nos da cuenta de lo importante de la estabilidad en el manejo del confort de las aves y de cómo los episodios de estrés impactan directamente la productividad. Primero, produciendo subconsumos de alimento y de agua, impactando con esto: el tamaño del huevo y la calidad de la cáscara, luego menguando al desempeño y por último impactando la viabilidad.

Todas estas oportunidades impactarán directamente en la productividad de nuestras aves, y con certeza contribuirán a alargar la vida productiva de la gallina ponedora, al conseguir estabilizar los datos, aportando más huevos/ ave alojada de excelente calidad y por lo tanto, incrementando la producción de huevo comercial: el productor podrá entregar más cantidad de huevos al mercado.

Somos arquitectos del presente y del futuro, la tecnología llega para convertirnos en la próxima industria disruptiva, ya tenemos nutrición+data+sensórica al alcance de los protagonistas, los avicultores. Así es que transformamos datos en más proteína, más económica y de una excelente calidad.

¿Tienes dudas?

Te invitamos a contarnos cuáles son, comentando este artículo, o enviando un mensaje a través de nuestro formulario de contacto. También puedes interactuar con nosotros, a través de nuestras redes sociales:

Facebook 

Instagram

Twitter 

Linkedin 

También puede interesarte 

10 mandamientos de bioseguridad en granjas avícolas 

Trastornos del esqueleto que contribuyen a la claudicación en pollos de engorde

Más huevos vendibles 

Así mejoramos, juntos, la movilidad y estructura ósea en pollos de engorde

¿Cómo mejorar la calidad de cáscara de huevo, en ponedoras más viejas? 

¿Te gustó el articulo? Compártelo


18 Jun 2019

Transformando datos en proteína: la gran posibilidad de disminuir sus ineficiencias productivas

¿Cómo alcanzar retos de eficiencia productiva de alta exigencia actual en la industria avícola de producción de huevo?

14 Jun 2019

Integrar es el reto, crecer, el resultado

¿Cómo una granja porcícola mejora su conversión ajustada en precebo, pasando de 1,61 a 1,43?