REGRESAR

Carne de cerdo: proteína para nutrir bienestar, juntos

18 / 06 / 2018

Cuando consumimos 85 gramos de carne de cerdo, atendemos a estos requerimientos diarios de nutrientes: 53% de tiamina, 33% de vitamina B12, 22% de fósforo, 20% de niacina, 19% de riboflavina, 18% de vitamina B6, 15% de zinc, 11% de potasio, 7% de hierro y 6% de magnesio, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO ¿Cuál es su beneficio en cada etapa de la vida? Te contamos en este artículo. 

La carne de cerdo forma parte de una dieta equilibrada, aportándonos valiosos nutrientes para la salud, como fuente importante de proteínas y aminoácidos esenciales que los seres humanos necesitamos obtener de fuentes externas, dado a que no los podemos sintetizar solos.

Según la FAO, la carne de cerdo constituye una muy valiosa fuente de energía para el cuerpo humano, por su contenido de micronutrientes como fósforo, selenio, zinc, potasio, cobre, hierro, magnesio y vitaminas B6, B12, tiamina, niacina, riboflavina y ácido pantoténico, que resultan beneficiosos para el crecimiento y el desarrollo saludable en cualquier etapa de la vida.

Los niños pueden encontrar en este alimento un suplemento para alcanzar un crecimiento óptimo, pues es una fuente de proteínas de alto valor biológico que son necesarios para la niñez, el desarrollo cognitivo y la disminución del cansancio y la fatiga.

En otra etapa como la adolescencia, se requieren nutrientes necesarios para culminar el desarrollo mental y físico, y el aporte de la carne de cerdo es esencial, especialmente en su contenido proteínico.

Para etapas como el embarazo y el periodo de lactancia, el cuerpo requiere complementos nutricionales aumentados que aporten proteínas y minerales que son fundamentales para la madre y el hijo.

Los adultos mayores requieren conservar la masa muscular y mantener el sistema óseo en óptimas condiciones. En este caso, la carne de cerdo contribuye en grandes proporciones con la absorción de zinc y nutrientes que ayuden a conseguirlo.

Este tipo de alimento es un componente importante en las dietas tradicionales, es muy versátil para cocinarlo, adaptándose a las necesidades precisas de cada persona o cultura.

La FAO argumenta que en el mundo más de 2000 millones de personas sufren carencias de vitaminas y minerales fundamentales, en particular vitamina A, yodo, hierro y zinc. Mejorando la calidad de la proteína de origen animal contribuimos, juntos, a contrarrestar las carencias de micronutrientes. Un propósito que nos inspira a trabajar día a día por mejorar la calidad de vida de las personas y nutrir bienestar, juntos.

También puede interesarte: 

Proteína animal: ¿Por qué es indispensable para la vida?

El huevo: el alimento más nutritivo de la naturaleza

¿Por qué la industria de proteína animal tiene un futuro promisorio? 10 razones

Esto sucede cuando nos alimentamos con huevo 

¿Te gustó el articulo? Compártelo


25 Sep 2019

6 mandamientos para la nutrición de lechones

6 mandamientos para la nutrición de lechones

24 Sep 2019

Nutrición en ponedoras: lo que debemos saber sobre las etapas de cría y levante

Nutrición en ponedoras: lo que debemos saber sobre las etapas de cría y levante