BACK

Integrar es el reto, crecer, el resultado

08 / 08 / 2019

¿Cómo una granja porcícola mejora su conversión ajustada en precebo, pasando de 1,61 a 1,43, y alcanza en dos años, un crecimiento de 250 a 600 hembras, impactando las variables que inciden en la producción para aumentar su rentabilidad?

Por: Equipo Técnico Premex 

El equipo técnico y gerencial de la granja nos busca por primera vez y nos expone su preocupación por el rendimiento que estaban teniendo, manifestando tres grandes problemáticas: raquitismo en los lechones, bajo peso de salida, y mortalidades en precebo y ceba. Analizando, el primer inconveniente era la causa de los dos siguientes: su condición ósea no propiciaba un sano crecimiento y por ende los cerdos no alcanzaban un peso ideal. En red, el equipo de la empresa porcícola analiza los datos junto al equipo Premex para profundizar en las causas y corroborar estos diagnósticos iniciales.
Luego de hacer necropsias, comprobamos el diagnóstico de raquitismo. El siguiente paso, fue hacer un análisis de materias primas y de alimento terminado, y seguido de esto, una prueba de calcio en sangre que demostró que, si bien la dosis de calcio estaba dentro de un buen rango, su fuente de biodisponibilidad no era apropiada y el calcio no se estaba asimilando como debería, lo que desencadenaba los problemas óseos. La problemática estaba en que el carbonato de calcio que venían utilizando en la maquila, tenía una granulometría muy grande, lo que hace que no tenga una buena digestión en el cerdo.
Detectamos posteriormente altos índices de mortalidad y un descarte en la ceba del 30%, que probablemente podría estarse originando en las condiciones de manejo y en la incidencia de variables medioambientales.

De acuerdo con el diagnóstico, el equipo Premex junto a los profesionales de la granja porcícola, acordamos que la problemática debe ser abordada a partir de la integración de las capacidades: nutrición + sanidad + manejo + analítica, en vista de que los factores provienen desde diferentes frentes.

La propuesta desde la nutrición

Comenzamos por la planta de maquila y el uso de algunas de las muestras realizadas de materias primas con las que se iban a trabajar, para hacer un protocolo de chequeo, y realizar una nueva formulación basada en los requerimientos de la línea genética (PIS), las necesidades de la granja, las pruebas bromatológicas y las principales tendencias nutricionales exitosas encontradas en las plataformas de bigdata a las que tenemos acceso, junto a la empresa partner Asimetrix. El ejercicio consiste en hacer un análisis comparativo, a partir del banco de información recopilada de diferentes granjas del país, y usar las fórmulas que han sido más eficientes.

Se logró pasar de una conversión que estaba en promedio en 1,61 a solo 1,43.

¿Cuál fue la solución para la biodisponibilidad del calcio?

Iniciamos entonces un tratamiento con calcio oral, especialmente para madres en lactancia, y en precebo, aumentando sus niveles en fuente biodisponible. Además del montaje de las nuevas fórmulas, entregamos todas las especificaciones a la planta para verificar la granulometría del calcio y el montaje de nuevos protocolos de chequeo.

El gran reto de hoy consiste en una visión holística de la nutrición. Ver y actuar desde la integralidad, contemplando todo el proceso: desde la evaluación de la calidad de materias primas, los pasos en el mezclado, hasta saber elegir los momentos, según las etapas, y las cantidades acordes para entregar el alimento.


Integrando la sanidad

Paralelo al control del raquitismo, con el análisis de serologías, revisamos programas de medicación y vacunación, ajustamos de acuerdo con las necesidades de la granja y el nuevo número de reemplazos: la empresa porcícola estaba ya en un proceso de crecimiento. En dos años, al ir mejorando sus resultados, estaba pasando de tener 250 a tener 600 hembras. Se creó un centro de multiplicación cerrado y además ingresaron nuevas abuelas para producir sus propios reemplazos.

Analítica: transformando datos en proteína

Si bien los resultados ya eran satisfactorios con los ajustes nutricionales y sanitarios, el equipo Premex sabía que podían ser mejores. Todavía quedaba una jugada para ganar este campeonato, juntos.
Fue instalado un sistema sensórico para medir temperatura y humedad. Y en poco tiempo, usando internet de los animales©, detectamos la primera problemática: en un solo día había cambios abruptos de temperatura, la granja pasaba de tener una mínima de 17°C en la madrugada a 29°C al medio día.

Hacer un mapa de calor nos permitió reunir toda la data y conocer las variaciones de temperatura en el día a día, dándonos cuenta que estaba por debajo del promedio normal. Debía oscilar entre 27 y 29°C, y la granja tenía una temperatura promedio de 20,8°C.

Adicionalmente, entendimos que había variaciones de temperatura entre un corral y otro que causaban problemas en la ganancia de peso, afectando la uniformidad.


Estar por debajo o por encima del promedio de temperatura recomendado, y tener grandes variaciones en un solo día, impacta directamente en problemas de ganancia de peso, aumenta la probabilidad de contraer mayor número de enfermedades y de incrementar la mortalidad.

Al conocer los resultados, el equipo de la granja porcícola toma la decisión de cambiar completamente su sistema de calefacción por uno que mantuviera la temperatura más homogénea, logrando pasar de un promedio de 20,8°C a 22,7°C. Pero esto no para aquí, el coeficiente de variación de la temperatura, que es el que más incidencia tenía en el bajo rendimiento y ganancia de peso del precebo, pasó de un 17% a un 8%.

Esta Compañía porcícola ocupa hoy uno de los principales lugares en kilogramos vendidos hembra /año y en conversión alimenticia ajustada, a nivel nacional.

Los problemas presentados por el equipo de la granja fueron resueltos: ya no persiste el raquitismo en los lechones, ni el bajo peso de salida, y se ha disminuido significativamente la mortalidad en precebo que pasó de un 2,89% a un 0,71%; y en la ceba, de 6,73% a 2,72%.

¿El secreto? La integración de capacidades en nutrición, sanidad, manejo y analítica; una operación que da como resultado la producción de más proteína, más económica y de mejor calidad.

¿Tienes dudas?

Te invitamos a contarnos cuáles son, comentando este artículo, o enviando un mensaje a través de nuestro formulario de contacto. También puedes interactuar con nosotros, a través de nuestras redes sociales:

Facebook 

Instagram

Twitter 

Linkedin 

También puede interesarte: 

Cómo la analítica nos permite optiizar la venta de cerdos cebados 

Optimartket: Cómo la analítica nos permite optimizar la venta de cerdos cebados. Entrevista. 

Smart farm, ¿por qué es tan importante en la porcicultura? 

Internet de los animales: 5 formas de mejorar la producción de proteína 

Carne de cerdo: proteína para nutrir bienestar, juntos

¿Te gustó el articulo? Compártelo


08 Aug 2019

Integrar es el reto, crecer, el resultado

¿Cómo una granja porcícola mejora su conversión ajustada en precebo, pasando de 1,61 a 1,43?

07 Aug 2019

Integridad intestinal: un paso determinante en la rentabilidad avícola

Integridad intestinal: un paso determinante en la rentabilidad avícola